ARRÁEZ MARTÍNEZ, Luis
Petrer / El Vinalopó Mitjà
Natural de Almansa y vecino de Petrer. Industrial de calzado, de 44 años. Militante del PSOE desde 1919. Fue compromisario en la elección de Presidente de la República Española, Manuel Azaña. En 1934 fue acusado por el fabricante de calzado Luis Villaplana de ser el cabecilla en Petrer de la huelga revolucionaria de octubre de ese año. Fue concejal por el PSOE en la vecina ciudad de Elda en 1931 y 1933. Presidente del Partido Socialista en Petrer desde 1930. Vocal de la Comisión de Incautación Provincial de Industrias de Alicante. Vocal suplente del Tribunal Popular de Alicante, Presidente de la Diputación de Alicante hasta diciembre de 1936 y más tarde, Gobernador Civil de Málaga hasta febrero de 1937. Secretario General de la Federación Socialista de Alicante. En marzo de 1938 ocupó el cargo de Comisario Político del Batallón de Retaguardia 6 de Alicante (CRIM). Utilizó sus cargos e influencias para impedir asesinatos sin juicio previo y los intentos de los anarquistas de incendiar la cárcel. Durante el juicio fue acusado del incendio de la iglesia parroquial y de la detención y  ejecución de ocho vecinos de Petrer, acusados de apoyar la sublevación y  condenados a la pena capital  por el Tribunal Popular de Alicante. También fue acusado de pertenecer a la masonería, de ser Comisario Regional del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) y de formar parte del Jurado que sentenció a muerte a los falangistas de la Vega Baja que intentaron liberar a su jefe José Antonio en julio de 1939. El sumario contiene un importante y revelador recurso manuscrito contra la sentencia. Declarado oficialmente en paradero desconocido, fue detenido en diciembre de 1939 al intentar cruzar la frontera de la Línea de la Concepción, en Cádiz. El 19-I-1940 ingresó en el Reformatorio de Alicante, desde la cárcel de Granada, en tránsito hacia el campo penitenciario de Monóvar, desde donde regresó al Reformatorio de Alicante el 12-II-1940, incomunicado. Antes de su traslado a la cárcel de Adultos de Alicante fue llevado a Petrer, donde fue vejado e insultado por las calles de la ciudad. Un Consejo de guerra celebrado en Alicante el 16 de Abril de 1940 le condenó a la pena de muerte por adhesión a la rebelión. Fue fusilado el 12 de julio de 1940 en Alicante, en cuyo cementerio fue enterrado. Una vez muerto se le abrió expediente de Responsabilidades Políticas en 1940, se le condenó a una multa de 25.000 pesetas y fue condenado por pertenecer a la masonería (Fuente: BOPA, 13-V-1940, 25-II y 2-VIII-1941 - AGHD, Sumario: 6012/15797-13 – AHPA. Legajo 19535).