SERNA MARTÍNEZ, Roque, (a) Benito
Callosa de Segura / La Vega Baja/El Baix Segura
Natural y vecino de Callosa de Segura. Jornalero, nacido el 8-IX-1908. Trabajó durante algún tiempo en Elche. Después, como rastrillador, participó en la huelga de 1930 y fue despedido. Se afilió al PCE en 1931 y fue presidente del Sindicato de Rastrilladores. Marchó al frente en el Batallón “Alicante Rojo”. Fue comisario de su batallón y en 1937 ascendió a Comisario de Brigada. Compaginó este cargo en la 26 Brigada Mixta con el de comisario interino de la 1ª División. Pasó la frontera tras la retirada de Cataluña como comisario de la 49 División. Internado en el campo de Saint Cyprien, se evadió para regresar a la zona republicana, pero fue detenido e internado en el campo de Argelés-sur-Mer. La DGS pide informes suyos el 30-VI-1947 y la Guardia Civil dice que tomó parte, con otros, en el tiroteo que se produjo el 23-IV-1936 contra el Cuartel de la Guardia Civil, en el que resultó herido el comandante de puesto; antes y durante el GMN fue activo propagandista de las ideas marxistas, marchó voluntario al frente a los pocos días y “por su facilidad de palabra para arengar a las masas” llegó a Comisario de División. Al terminar la guerra marchó al extranjero y se le considera peligrosísimo e indeseable a la Causa Nacional. Sujeto a procedimiento militar en Alicante, en 1943, y en Madrid. En diciembre de 1944 figuraba en una relación de cincuenta comunistas peligrosos de Callosa que envió la policía al gobernador civil. El 4-VIII-1947 el TRMyC ordena su detención y la Guardia Civil comunica que está en el extranjero. En abril de 1939 y con otros compañeros, gracias a la ayuda del PCE, embarcó con destino a la URSS. Tras la invasión de este país por los nazis en 1941, se incorporó como voluntario al Ejército Rojo. Combatió, hasta la victoria aliada, en los frentes de Moscú, Kalinin, el Cáucaso y, por último, en el de Kubán. Sus méritos en la lucha le valieron varias condecoraciones y ascender a Teniente Mayor del Ejército Rojo. Después se trasladó a Cuba, para colaborar con el régimen castrista. Allí residió hasta 1966. A su regreso a la URSS ingresó en una fábrica metalúrgica en la que trabajaría hasta su jubilación. Septiembre de 1977 sería la fecha de su regreso a España y, tras 40 años de exilio, volvería a su localidad natal. Es autor del libro Heroísmo español en Rusia (1941-1945). Murió el 21-XI-1985 (Fuente: Causa General – AHPA. Legajos 1223y 3027 – Tania Baeza).