MECHA CAMPELLO, Antonia
Elche - Elx / El Baix Vinalopó
Natural y vecina de Elche. Maestra, de 23 años. A pesar de las limitaciones económicas de su familia,  su empeño le permitió convertirse en maestra e, incluso, llegó a iniciar estudios de medicina en la Universidad de Murcia, interrumpidos por la guerra civil. Parece ser que estuvo en el frente, en Guadix y que fue secretaria de un comisario de guerra. Ejerció como maestra en el Huerto de San Plácido y en alguna otra escuela. Probablemente formó parte de la Federación Universitaria Española (FUE).  Ingresó en la prisión de Elche desde comisaría el 11-IV-1939, fue puesta en julio a disposición de la justicia militar, pasó a la cárcel de Orihuela el 5-II-1940, el 11-VIII-1941 fue trasladada a la prisión de Monóvar y luego ingresó en el Hospital provincial, llegando al Reformatorio de Alicante el 14-II-1942. Su familia recuerda que se le cortó el pelo al rape y, siendo como era una mujer muy cuidadosa con su aspecto, así se le sacó a la calle en alguna ocasión. Fue purgada también con aceite de ricino y debió pasar por un auténtico calvario. El 10-III-1942 un Consejo de guerra le condenó a seis años y un día de prisión mayor por un delito de excitación a la rebelión: según la sentencia, era de antecedentes izquierdistas; durante la dominación roja habitó en domicilios pertenecientes a personas de derechas que habían sido requisados, hizo activa propaganda de aquel régimen y fue por espacio del algún tiempo auxiliar de la policía en la instrucción de atestados a elementos de orden, prestando servicios burocráticos. Salió en prisión atenuada ese día. Reingresó en el Reformatorio de Alicante el 2-IV-1945, a disposición del Gobernador Civil, incomunicada, el 6-V pasó a la jurisdicción militar, que se inhibió el 23-V, salió en libertad el 19-VI-1945. En 1945 residía en Alicante. Pasó por centros psiquiátricos de Murcia y Valencia y terminó siendo recluida en la entonces llamada Granja Psiquiátrica de San Juan de Alicante. Allí pasaría los últimos 52 años de su vida. En enero de 1979 su hermana Aurelia solicitó un certificado de su estancia en prisión para solicitar una pensión “por enfermedad adquirida durante el periodo de reclusión”. Murió en la Granja Psiquiátrica de San Juan, en 2005 (Fuente: AHPA. Legajos 9055, 9069 y 12555 – M.Ors. Cátedra Pedro Ibarra).