Sella - La Marina Baixa

Francisco Moreno Sáez

Localidad perteneciente a la comarca de la Marina Baixa, que tenía 1.410 habitantes en 1930 y 1.454 en 1940. Entre los obreros de la localidad predominaba el socialismo, desde los primeros intentos de organización, impulsados por la sociedad de la Vila Joiosa “La Fraternidad”, afecta a la UGT, a principio del siglo XX. La Agrupación Socialista no tenía muchos afiliados, pero sí la UGT, que en 1932 creó un Sindicato del Ramo de Albañilería, que ingresó en la Casa del Pueblo. Había algún afiliado a CNT y al PCE, cuyo Radio pertenecía a la comarcal de La Vila Joiosa. Se creó una sección de la Federación Provincial Campesina.

La Causa General cita el asesinato de un sacerdote, natural de la localidad, pero que ejercía en Valencia, a manos de autores desconocidos. Fueron incendiadas las imágenes y objetos de culto de la Iglesia Parroquial y de la ermita de Santa Bárbara, cuyas campanas fueron enajenadas. Hubo también alguna exacción de dinero a personas de orden. Fueron declarados desafectos veinticinco vecinos.

La represión franquista afectó a muchos labradores y algunos otros trabajadores manuales. Fueron acusados de haber pertenecido a UGT, haber ocupado cargos en el Ayuntamiento o en la Junta de Incautación de Fincas, haber sido milicianos o haber marchado voluntarios al frente, haber participado en el incendio de imágenes sagradas, requisas, denuncias y exigencias de dinero.

Dos vecinos fueron condenados a 20 años de cárcel, aunque pronto se les redujo la pena a la de 12 años y 1 día. La mayoría fue condenada a 8 años y 1 día, pero fueron pronto puestos en libertad condicional, tras los informes favorables del alcalde y de la guardia civil. Estuvieron presos en las cárceles de la provincia -La Vila Joiosa, Dénia, Alcoi, Alicante, Elche, Orihuela, Monóvar-, dos fueron enviados al penal de Formentera y otros dos a Batallones de Soldados Trabajadores.

Se aplicó la Ley de Responsabilidades Políticas a trece vecinos. Únicamente se impuso una sanción, de 10.000 pesetas de multa y 15 años de destierro e inhabilitación, a José Giner Monerris, que había sido el alcalde de la localidad y se encontraba en el exilio y al cual, a pesar de que los informes le calificaban de inductor de todo lo ocurrido en Sella, se le permitió regresar a España en 1959.

Lista de represaliados: 37