Francisco Moreno Sáez

Localidad perteneciente la comarca de la Vega Baja del Segura, que tenía 1.103 habitantes en 1930 y 1.379 en 1940. Hasta casi los años treinta predominó en Rafal la oferta de los Sindicatos Agrícolas católicos. La Agrupación Socialista se constituyó en 1933, con 19 afiliados, que en 1936 quedaron reducidos a 10, de los cuales, en agosto, apenas quedaban tres, que trabajaban en el sector industrial, pues el resto había marchado a la siega, en tierras de Castilla, en busca de “los únicos jornales que ganan en tres años” -desde la huelga general agraria de 1934-. En 1937 el numero de afiliados al PSOE oscilaba entre los 6 y los 10. Existía también un Radio del PCE, afecto a la comarcal de Almoradí, que había impulsado una cooperativa de la Federación Provincial Campesina, que disputaba la sindicación de los jornaleros a UGT y CNT.

Según la Causa General, once vecinos -que participaron en la expedición de falangistas que trató de liberar a José Antonio- fueron condenados a muerte por un Tribunal Popular y fusilados el 12-XI-1936. Al terminar la guerra fueron juzgados y condenados varios vecinos por su relación con esos hechos, desde el alcalde que avisó al gobernador civil de la salida de los falangistas y de sus intenciones, hasta quienes emitieron informes desfavorables contra ellos o fueron testigos de cargo en el juicio e incluso quienes habían asistido “como simple espectador” a dicho juicio. Además, la Causa General citada la muerte de otros dos vecinos que, según Miguel Ors, murieron en el frente. Cerca de veinte vecinos fueron acusados en al Causa General de haber participado en la destrucción de parte de la Iglesia, la quema de sus imágenes, ropas y archivo.

Casi todos los represaliados durante el franquismo eran jornaleros agrícolas, aunque había algún rastrillador y alpargatero, además de otros oficios -barbero, panadero, chófer, etc-. Fueron condenados por los hechos ya citados, por haber sido milicianos o voluntarios al frente, haber participado en detenciones e incautaciones y exigencias de dinero a personas de derechas, haber sido comisario o miembro del Comité del Frente Popular. Un vecino fue condenado a muerte -ignoramos la causa, pues no aparece citado en la Causa General-, como otro, nacido en Rafal, que posiblemente era vecino de Dolores. El alcalde socialista José Grau fue también condenado a muerte, pero se le conmutó la pena por la de 30 años, primero, y 20 años y 1 día después. Dos personas fueron condenadas a 30 años de reclusión mayor, entre ellos una mujer -la única represaliada- por denuncias contra un vecino que fue más tarde asesinado. El resto fueron penas ya menores de 20 años.

Estuvieron presos en las cárceles de Orihuela, Elche, el Reformatorio de Alicante, la cárcel de mujeres de Monóvar, las prisión de Toledo y el penal de Chinchilla. Varios vecinos fueron enviados a trabajar en el pantano de Benagéber o las Colonias Militarizadas de Añover del Tajo o Aranjuez.

La Ley de Responsabilidades Políticas se aplicó a seis vecinos. Otros tres fueron deportados a los campos de exterminio nazis, dos de ellos murieron en Gusen y un tercero, liberado en Mauthausen, regresó en 1957 a su localidad natal, como exiliado político.

Por hechos posteriores a abril de 1939 un decena de vecinos fueron detenidos y encarcelados durante algunas semanas en 1945, en el marco de la represión subsiguiente a la muerte del inspector Maján, acusados de pertenecer al PCE o a Unión Nacional. Solo uno de ellos fue juzgado y condenado a un año de prisión.

Lista de represaliados: 47