Polop - La Marina Baixa

Francisco Moreno Sáez

Localidad perteneciente a la comarca de La Marina Baixa, que tenía 1400 habitantes en 1930 y 1.456 en 1940. En la segunda década del siglo XX se organizó en la localidad la Sociedad Agrícola “La Fidelidad”. Poco después se creó un Centro Obrero y la Sociedad de Oficios Varios, que tenía 177 afiliados, participó en el Congreso de la CNT en 1919. Ya en los años treinta, por el impulso de Such y Fuster, se desarrolló una importante organización socialista, con su Agrupación, sus Juventudes -que se constituyeron en 1931- y una Sociedad Obrera, “La Vanguardia”, afecta a UGT. Ya en plena guerra civil, la Agrupación Socialista tenía 50 afiliados y editó sucesivamente dos periódicos, titulados Octubre y Konsomol; existía una Colectividad Agrícola de la CNT y un radio del PCE, adscrito a las comarcales de La Vila Joiosa y Callosa d’en Sarrià, sucesivamente, pero que apenas tenía actividad. En mayo de 1937 fue colectivizada por CNT y UGT la industria local del transporte.

Según la Causa General, en julio de 1936 se produjo la destrucción de imágenes y saqueo de la Iglesia Parroquial y las ermitas de San Roque y San Ramón -en el caserío de Chirles-. En agosto se procedió al derrumbamiento completo de la ermita de San Roque. De estos hechos se consideró responsables a un alcalde socialista -que se exilió a Argentina- y a otro dirigente del PSOE, Joaquín Fuster, que entonces se encontraba “en paradero ignorado” -estaba escondido- acompañados de “un tumulto de gentes”. Cinco vecinos fueron considerados “facciosos”.

Los represaliados por el franquismo -de oficios muy diversos- fueron acusados de haber participado en la citada quema de imágenes, haber participado en incautaciones o haber marchado voluntarios al frente, y haber encubierto a evadidos en la Sierra o escondidos en la misma población. En efecto, diez pastores de Polop y de otras localidades -Sella y Callosa d’en Sarrià- fueron detenidos, juzgados en Consejo de guerra y condenados porque, cuando estaban apacentando el ganado en la Sierra de Aitana, se entrevistaron en varias ocasiones con Vicente Sáinz Cano, (a) Bata, reclamado por la Justicia Militar y refugiado, con otros huidos, en la sierra, sin ponerlo en conocimiento de las autoridades; además le proporcionaron datos sobre la situación de la Guardia Civil que les perseguía. Y por otro lado, varios familiares de Joaquín Fuster fueron acusados de haberle encubierto en su escondite: a la mayoría, sin embargo, se le sobreseyó el procedimiento militar.

Dos vecinos fueron condenados a 30 años de reclusión por adhesión a la rebelión y el resto, a penas mucho menores por auxilio a la rebelión. Estuvieron encarcelados en los depósitos municipales de La Vila Joisa y Callosa d’en Sarrià, en las cárceles de Dénia, Monóvar, Santa Clara y San Miguel de los Reyes (Valencia), en el Reformatorio de Alicante, en el Penal de El Dueso y en el campo de concentración de Miranda de Ebro.

Se aplicó la Ley de Responsabilidades Políticas a cinco personas. Un vecino fue implicado, en 1947, en un intento de reorganizar la CNT-FAI y varias mujeres fueron procesadas por distintas razones -en general, por ayuda a personas evadidas-.

Lista de represaliados: 42