Finestrat - La Marina Baixa

Francisco Moreno Sáez

Localidad perteneciente a la comarca de La Marina Baixa, que tenía 1.426 habitantes en 1930 y 1.408 en 1940. Entre 1936 y 1939 existían en la localidad una Agrupación Socialista, que contaba con 70 militantes en 1936, una colectividad campesina afecta a la CNT, secciones de la UGT, una organización de IR y un Radio del PCE, que en agosto de 1937 tenía 76 militantes, de los cuales 32 estaban en los frentes. Los comunistas, además, habían creado una sección de la Federación Provincial Campesina y, al parecer, otra de la Agrupación de Mujeres Antifascistas.

Durante la guerra, no hubo victimas mortales. Según la Causa General, se produjeron diversos destrozos y la destrucción de imágenes y ornamentos sagrados en la iglesia parroquial y en la ermita del Santo Cristo del Remedio, de los que se consideraba responsables a los dirigentes locales del Frente Popular, que además decidieron enviar las campanas de ambas iglesias para subvenir necesidades de guerra. Demás, un domicilio particular fue requisado para instalar en él la sede del PCE, hecho del que se considera responsable a una mujer, Natividad Climent, que se había exiliado, al parecer. Como solía ser habitual, los redactores del informe para la Causa General consideraban, sin entrar en más averiguaciones que eran “responsables de los hechos delictivos registrados en esta Villa” quienes eran “los dirigentes de la situación política imperante en aquella época, aunque no hayan intervenido directamente en dichos delitos”.

La mayoría de los represaliados por el franquismo ea jornaleros o pequeños propietarios agrícolas, y en mucha menor medida canteros, albañiles, panaderos, etc. Fueron acusados, como ya hemos dicho, de ocupar cargos dirigentes en los distintos organismos que regían la vida en la localidad, exigir dinero a personas de orden, haber marchado voluntariamente al frente o haber sido milicianos. Fueron condenados a penas diversas por auxilio a la rebelión, siendo la más frecuente la de 12 años y 1 día de reclusión menor. La excepción fue la condena a muerte de Pedro Pascual Llorca, un estudiante de 23 años, que había sido capitán del ejército republicano. Cumplieron sus penas, casi todos, en las cárceles de Dénia, La Vila Joiosa -el depósito municipal-, Elche, Orihuela, el Reformatorio de Alicante y Alcoi, aunque otros estuvieron presos en Deusto, San Miguel de los Reyes (Valencia), Portaceli, Tarragona, el penal de Formentera, en Baleares, o Belchite, en los trabajos de reconstrucción de la localidad.

Se aplicó la Ley de Responsabilidades Políticas a 15 vecinos, a uno de los cuales se impuso una sanción económica. Dos mujeres fueron represaliadas y algunos exiliados fueron regresando, temporal o definitivamente, en los años cuarenta – a partir de 1945- o cincuenta.

Lista de represaliados: 49