Campo de Mirra – El Camp de Mirra - L'Alt Vinalopó

Francisco Moreno Sáez

Localidad perteneciente a la comarca del Alto Vinalopó, que tenía 671 habitantes en 1930 y 596 en 1940. Aunque desde 1916 se había intentado, por los socialistas de Villena, propiciar la organización de los trabajadores de la localidad, parece que ésta no se produjo hasta los años de la República: existía entonces una Sociedad Obrera afecta a UGT y una Agrupación Socialista, con 15 militantes en 1936 que, sin embargo, en 1938 no había sido dada de alta en el Partido. Había algún militante de IR y el PCE había organizado una sección de la Federación Provincial Campesina.

Según la Causa General, hubo dos víctimas de la violencia revolucionaria: un ermitaño, muerto por arma de fuego en su casa en lo que, según Miguel Ors, pudo tratarse de un delito común, y un sacerdote, asesinado en la provincia de Valencia. Además, se produjo a finales de julio de 1936 la destrucción e incendio de imágenes sagradas y objetos de culto de la Iglesia y de la Ermita de San Barolomé. De este hecho se acusó en la postguerra a unos diecisiete vecinos. Además, nueve vecinos fueron declarados desafectos a la República.

Las víctimas de la represión franquista fueron, en su mayoría, trabajadores del campo, Fueron acusados, además de la quema de objetos e imágenes sagradas, de pertenecer al Ayuntamiento, al Comité Revolucionario o al Comité de Incautación de Fincas, haber sido milicianos, haber practicado detenciones, haber participado en exigencias de dinero a personas de derechas y haber alcanzado alguna graduación en el ejército republicano. Un vecino fue condenado a muerte, pero se le conmutó la pena por la de 20 años y 1 día de reclusión mayor por adhesión a la rebelión, por la que también se condenó a otro vecino a 30 años. El resto fueron condenados por auxilio a la rebelión, a penas que oscilaron entre los 20 y los 6 años. Estuvieron encarcelados en Villena, Monóvar, el Reformatorio de Alicante y Hellín, y algunos fueron enviados a trabajar en Aranjuez y Dos Hermanas.

La Ley de Responsabilidades Políticas se aplicó a nueve personas. Dos mujeres fueron represaliadas y dos hombres condenados a destierro, al salir en libertad condicional. Un vecino, Santiago Más Francés, fue asesinado en el campo de concentración nazi de Gusen. No hubo encausados por hechos posteriores a abril de 1939, salvo el caso de Salvador Sanjuán, que fue acusado por error de estar en contacto con los guerrilleros: cuando se descubrió la verdad -pues, como decía la propia policía, no había guerrilleros por esas tierras- quedó libre de sospechas, pero el gobernador civil le impuso, de todos modos, un arresto de treinta días en la cárcel.

Lista de represaliados: 26